Perdedores de Tiempo, Ganadores de Alma

martes, 19 de febrero de 2019

DESENGAÑO


Me perdiste. Te perdí.
Aquella noche de piedra,
Cuando la sangre se hiela,
Cuando se para la vida
Y se extingue sin gritar,
No tuviste gallardía.

¿Te asustaste, o te alivió?

Nunca supe si me querías
O era solo mi cuerpo
Cuando se me estremecía
Entre tus brazos de acero,
El que animaba a tu lengua
Sin cesar, a susurrar
Aquellos dulces, te quiero.

Aquel alba de caída de caballo
Buscando el calor de tu abrazo
Me estrellé contra tu hielo
Congelaste mis anhelos,
Calcinaste la ilusión
De despertar a tu lado
Dejando otra vida atrás.

Y no cesaste de callar.

Me ensordecía el clamor
De recuerdos de tu cama,
Tus sábanas arrugadas,
El escalofrío de la madrugadas
La calle vacía, el corazón lleno,
Apresurados pasos
Y tu figura en la ventana,
Diciéndome siempre adiós.

¿Aquellos besos volados?

 Mis noches de locura, de entrega
¿Eran tus noches también?
Las horas robadas a mi vida
Las que te entregaba sin pensar
¿Guardabas o despreciabas?
Esa pasión que hoy me escuece
Que ahora es espacio vacío, frío
En qué escuela de dolor aprendiste
En qué infierno helado
Te enseñaron a engañar.

¿Y asi, sin más?

Ni una excusa
Ni un lo siento,
No creo en tu frialdad.
Sigo creyendo en tu cuerpo,
El que me entregabas sin pensar
En tus besos de arropía
En tus quejidos de tanto gozar
El que no quisieses que llegase el día
Y secuestrases mi aliento
Atrapado en tus suspiros
Y lloraras al alborear
Cuando tenía que irme,
Al no quererme marchar.

Me duele este desengaño,
Me duele tu impávido soportar
Cómo te escupo a la cara,
Que aquello que más me duele
Es que no podré dejarte de amar.






lunes, 4 de febrero de 2019

ENVEJECER


Que difícil es volar...,

Solo cerrando los ojos
Imaginar que tu cuerpo era aquel cuerpo
Recordar aquella tersura,
La frescura,
Piel de seda que enamora
Hecha rejas crueles ahora
Que te lastran, que te pesan, desesperan,
Y te encierran el deseo
Con cadenas de desprecio,
Con grilletes de dolor.

Buscas que tus ojos se cierren,
Que se cieguen,
No volver a mirar,
Ni desear.
Con el tiempo desbocado,
Cada año una perpetua
Vivir es solo mirar,
Mirar es el respirar
Para añorar, no para amar,
Y no morir al envidiar.
Envidiar y vomitar el desespero.
Ser un monstruo, alma de acero
Sin piedad y atropellar
Por la furia y por la rabia
Dejarse llevar,
Triunfar para caer a lo profundo
Y dejar de soñar,
Envejecer y dejar de poder
Sin morir, pero sufrir
Hasta dejar de saber...
Olvidar y desaparecer.

jueves, 31 de enero de 2019

NECESIDADES


No quiero seguir viviendo
Si no es tu vida la que vivo;
No quiero seguir perdido
Sin saber si es que te has ido,
O has pensado que he olvidado
Que te bese aquella noche,
Cuando la luna reía
Y las estrellas miraban
Cómo yo me enamoraba
De tus ojos que encendían,
Con una sola mirada
El fuego que no se extingue
En lo profundo de mi alma.

No necesito los ojos
Si no es para mirar los tuyos;
No necesito los labios
Si ya no te puedo besar;
No necesito las manos
Con las que te quise acariciar
Aquella tarde maldita,
Cuando el sol besaba la tierra,
Te acariciaba el ocaso,
Y tu desdeñaste mi roce;
Que mi vida te quería dar,
El aliento y mi sangre toda
Despreciando mi penar.

No necesito dormir
Sintiendo cerca tu ausencia;
No necesito soñar
Si tú no habitas mis sueños,
Ni descansar, ni llorar
Ni vivir, ni respirar,
Si te niegas a olvidar
Que fui débil aquel dia,
Me cegué, me confundí...
Te traicioné y te perdi,
Pero sigo sin saber vivir
Si no te tengo a mi lado,
Si no idolatro tu cuerpo,
Sin los besos que me has dado.

Ya no necesito nada,
Contigo me sobra todo,
Y si no puedo tenerte
Si no puedo ser tu predio,
Solo le pido a la vida
Que me olvide,
Que me abandone,
Y deje que haga presa en mi carne,
La muerte.



domingo, 20 de enero de 2019

CREENCIAS


Crei que eras mi cielo,
Recompensa a mi pesar,
Cuando solo eras un duelo
Plomo para no poder volar
Caida sin encontrar suelo,
Sueño sin poder soñar.

Creí ver en tí, mi meta,
Peregrinar a tu cuerpo,
Donde rendir mi fuerza,
Más  no encontré ese altar
Donde inmolar mis deseos,
Mi vida poderte dar
Y esperar de tu dulzura
Nueva vida que entregar.

Crei ver en ti el amor,
Crei ver en tí la luz
Que como fuego divino
Entibiara mi pena al saber
No ya que no me amabas,
Que no me odiaras
Al saber que fui tan debil,
Cedi al poder de la sombra,
Y me despeñé nauseoso
Por la roca del placer.

Creí ver en ti un hombre
Sin ataduras ni enojos
Solo un hombre que mirase
Directamente a los ojos,
Me besase con ardor,
Poseyendome sin medida;
Encontré solo un espectro
Revestido de soberbia.
Nunca supo lo que es el amor,
Ni me supo esclavizar
A unas pupilas de fuego
Que me llevasen consuelo,
A una existencia banal.

Siempre crei en el amor;
Y al final de una vida vana
Desconsolado y vacío,
Sé que a nadie he querido,
Se que nadie me ha amado.

martes, 15 de enero de 2019

AMANTES


Te fuiste,
Me quedé,
Esperé,
¿Volviste?
No lo sé...
Me marché.

Esta fue nuestra vida,
Nuestra historia,
El final.

Se que al volver
Ansioso y vacío pregúntaste,
Te indignaste,
Sollozaste
...y te quedaste a esperar.
A esperarme;
Como en aquella espera mía,
Que creia olerte en mi soledad,
Besaba al viento,
...que te llevase el beso,
Tocaba tu recuerdo
Empapando la memoria de dolor,
Y te soñaba volviendo
Entregandote pleno de amor.

En mi exilio de ti
Cada día era el día,
Cada minuto un infierno,
Cada paso una tortura,
Y cada noche de centinela
Un volverse loco de estupor
Queriendo escuchar tus pasos,
Oir tu aliento,
Sentir tu mano en mi cuerpo
Y desorbitar mis ojos,
Escudriñando la nada,
Esperando ese alba,
El Alba al fin de tu regreso
Que nunca sucedió.

Aún me pregunto que pasó,
Porqué esperé,
Porqué marchaste,
Porqué volviste,
Porqué me fui
En lugar de morir donde te despedí,
Abonar con mi muerte tu ausencia
Y dejar la lápida en el lugar,
Donde pudieras llorar
Al regresar.

Solos los dos,
Separados por el silencio,
Deseandonos,
Erraticos consumimos la existencia
Sabiendo que no nos encontraremos,
Que tensamos el amor
Hasta partirlo,
Desgarrado a dentelladas de egoismo,
Desangrado a puñaladas de soberbia...
Hasta dejarlo morir
En la sima de indiferencia
Donde cada uno,
Del otro llora la ausencia.


jueves, 3 de enero de 2019

JUICIO FINAL


Ven Marte y triunfa
Asesta tu divino golpe,
¡Arrasa!
Cabalga tus campos quemados
E impon tu cordura.
Despierta con tus trompetas
Que los muertos dormidos se sobresalten
Conciencias de resaca vomiten su odio.
¡Que se rearmen y apresten a la lucha!
¡Mars vigila!
Enarbola tu lanza, aleja el laurel.
Enrojezca el campo de batalla,
Cómo lagar en vendimia,
Concita a Quirino, olvida la piedad
No respetes ni a Roma,
Que Saturno te siegue la humanidad
Queden los justos
Se pudran los impíos de la verdad
Vea Júpiter la hecatombe y calle.
Que llore el hombre su pecado
Conozca el camino de Caronte,
Del brazo del dios aguarde su obolo
Mientras insulta a orillas del Aqueronte.
De las entrañas podridas,
De los huesos quebrados,
De las caras de vacías cuencas,
Surgirá un nuevo mundo;
Sujeto, altivo, obediente y fiel,
Los pies en el suelo,
Los ojos en el cielo,
Y el corazón con los hombres.
Se alzará la cerviz, libre al fin
Se asirá el arado hasta el ocaso
Reparará su sudor en el lecho,
Los cielos volverán a dar hijos
Y la tierra manará leche y miel.

miércoles, 2 de enero de 2019

JUSTICIA POÉTICA


¿Donde vaís?
Enloquecidos rientes
La baba caída, hipnotizados
Arrastrándose sirvientes,
Esclavos azotados
De ignorancia,
Complacencia y estupidez.
¡Estáis ciegos!
Epícuros sin épica,
Epulones sin conciencia,
Negáis el dolor que impulsa,
Os dormís en placeres vacuos
Y entre sedas y oropeles;
Despreciáis al pobre,
Desde vuestra indigencia.
Seréis pasto de fieras
Viandas del banquete de la justicia
Desprecio de hambrientos,
Escabel de los que lloran.

Desnudos ya de mentiras
Gustareis la amarga verdad,
Escocerán vuestros ojos con la luz
Y la ceguera os hará ver.
Rezumaréis hiel,
Querréis suplicar sin lengua,
Adular sin manos,
Escapar sin pies.
Heces del mundo
Haréis hogueras con el dinero
Chozas con el oro,
Comeréis rubíes,
Dormiréis en lechos de bonos
Mas no habrá sueño conciliador.
Pediréis justicia,
Recibiréis venganza,
Añoraréis la ley
La que ignorastéis
Pediréis clemencia
Y recibiréis la vuestra.

La codicia os pudrió el alma,
El alma podrida supuró egoísmo,
El egoísmo os derribó.