Perdedores de Tiempo, Ganadores de Alma

sábado, 22 de septiembre de 2018

DÉJALO CORRER


Déjalo correr, no insistas,
Las mismas mentiras,
Los falsos abrazos,
Esos besos que me dabas
Que me ardian en el alma...
Mientras te mentía.

Déjalo correr, ¿no ves que no?
La rutina,
Nuestro hastío
Ver que pasan los días,
Sin futuro ni proyecto
Ni una meta,
Solo que salga la luna,
Nos hipnotice y nos duerma
Que nos mate unas horas
Unas horas sin sufrir,
Y sin amar; un morir.
Despertar, desesperar,
Llorar una risa hueca
Sabiendo que no hay un empezar.
Todo es terminar.

Déjalo correr, es por tu bien,
Encuentra con quien volar
El que te haga soñar,
Disfrutar en noches eternas
De una mar de amor;
Donde nadar desnuda,
Que te acaricien mil manos,
Que te besen mil labios
Las olas sean dedos,
Los peces caricias
Y la espuma tu lecho.

Déjame que corra yo, suéltame;
Que vuele yo al precipicio,
Me lleve una tramontana,
Me pierda y sepa al perderme
Que encontraste donde reinar.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

NO ME HABITAS


Ya no me habitas,
No hundes tus raices en mi piel,
Has huido de mi ambrosia
Y me acusas de no ser cobijo.
Ya no riegas con lágrimas mi cizaña
No habitas mi santuario,
Ni cultivas mi mala conciencia.
Ya no soy nadie sin ti,
Huerfano mi corazón de tu maldad
Mi alma de tu arrasamiento.
Voy a ser buena persona, me señalaran.
Quedo en almoneda
A merced del mundo,
Desgarrado de lujuria,
Sin llaves,
Sin puertas,
Desvalijado por todos
Pasto de proxenetas del dinero,
Restaurado mi buen nombre
Admirado, deseado
Pobre pilar de sociedad,
Otro muerto sin tu presencia.
Cuando me habitabas cada noche
Cada dia, cada otoño
Desdeñado temido y respetado
Podía llorar, suplicar perdón
Por amarte,
Quererte infernal y sucia,
Sentirme vivo dandote mi vida
Aunque iba muriendo de amor.

Te fuiste sin remordimiento.
No avisaste,
Tus raices de mi corazón arrancaste
Y me dejaste desangrar de amor.
Ahora, vacío ya de la verdad
Soy el cadaver más lúcido
El muerto mejor maquillado,
Y sin reconciliación.

viernes, 7 de septiembre de 2018

DISFRAZ


Se te ha caído el disfraz
Desecho de tanto llanto.
La careta te delata;
Toda tu vida impostando,
Toda la vida engañando,
Siempre mirando hacia atrás,
Creyendo ser descubierto
Prefiriendo ser un muerto
Antes que quererte parar,
Templar,
Despojarte del disfraz
Y escupir mal encarado,
A quien te quiera escuchar
que esa es tu vida,
La de la verdad,
Y desnudo, libre de las ataduras
Espetar que te dejen de mirar.
Que miren a sus adentros,
Si te quieren señalar
Para luego preguntarse
Que vida les gusta llevar,
La suya de desvario
De querer disimular
O la tuya, de absoluta libertad.

viernes, 31 de agosto de 2018

LIBERTAD, CONDENA ETERNA


Encadena mi alma a tu capricho
Ciégame las salidas,
Sepultame en panico a tu iracundia
Destruyeme la esperanza
Para que viva a tu sombra,
Te venere y me arrastre ante ti.
Tu aliento es el aire que respiro
La ira con que me tratas,  mi destino,
Sin aurora ni triste ocaso
Cada segundo adoro tu voluntad,
A tu servicio pongo mi cuerpo
Hasta que la muerte me castigue,
Me lleve lejos de tu rostro
Me suma en el desprecio
En la nada y el dolor.
Amarte ciego es mi locura,
Añorar tu látigo en mi piel
Una pesadilla triste,
Desearte, atrevimiento
Y tenerte a mi espalda, un cielo.
Tu jaula con otros perros,
Mi palacio de principe sometido,
Tus sobras, manjar de reyes
Y tu presencia, la razón de existir.
No me apartes tu rostro enfurecido
Sienta yo mi pecado,
Remuerdame mi negra conciencia
Por no servirte sufriendo.
Espero el castigo cruel
Temo el dolor y te ruego;
Sea crueldad hecha cuero tu fusta
Tu bota la que remate mi merecer.
No me expulses de la jaula,
Desnudo me entrego a tu voluntad
No me abandones fuera.
Tus cadenas, paraiso lejano
La libertad, mi condena eterna.

sábado, 18 de agosto de 2018

SIN MEMORIA, TE RECUERDO


No recuerdo tu cara
Pero aún recuerdo tu olor,
Ese olor que me pinta tus labios,
Que me hace vividos tus besos
Me estremece de juventud.
Recuerdo la curva de tus caderas
Pero no recuerdo tu voz,
Escucho mi nombre de tu boca
Evoca un olor, una figura, una risa.
Recuerdo tu risa triste
Y tu tristeza al mirar
Pero no recuerdo tu nombre
Por mas que quiero recordar,
Azahar en tu aliento,
Canela en tu piel,
Y azabache en guedejas,
Se me pinta cuando miro al viento,
Cuando cierro los ojos
Y no recuerdo.
Se que fui feliz, tú, no se
No recuerdo mas que tu espalda
Alejándote desnuda,
El agua salada besando tu piel
Perdiéndote en mi memoria,
Perdiéndote en la mar,
Oceano de mis deseos
De los que no conservo recuerdo.
No recuerdo tu cara,
No recuerdo tu nombre
Sin memoria ya, te recuerdo.

martes, 7 de agosto de 2018

GLORIA. FINAL


Carne ajada
Ojos glaucos
Piel morena,
Tu mirada
Me codena,
Tus caricias
Son de hielo,
Tus besos
Puro fuego,
Arde el sexo,
Quema el sol
De tus labios
Devorando
Mis pezones
De rubí.
Tu escondite
Abre entero,
Me reclama,
Me embelesa,
Me enloquece,
Y no puedo
Desespero,
Y la carne
Se me muere
De deseo,
De intención,
De dolor
Y llanto eterno.
Ya la lengua
Solo vale para amar
Sin palabras,
Sin mirar,
Solo sabe acariciar
Sin hablar,
Darte entero
Mi sabor
Triste y pobre
Gris de plomo
Desvaído,
Sin color.
Más me vale
Muerte grande
En un clímax
De pasión
Un instante,
Gloria eterna
Acabar en un bing-bang
Estallar
En mil estrellas
Y olvidar
Que se existió;
Y en la coyunda
No fuimos dos
Fuimos un solo dios.








viernes, 3 de agosto de 2018

ENCADENADO A TU AMOR


El sol ardiente abrasa mis dedos,
Tu pupila incandescente me calcina,
Tu olor a mujer determinada,
La belleza de tus pezones cereza,
Tu sexo oculto para que lo intuya
Me hace arder en mi infierno.

No es posible ser hombre,
No se puede soportar esta brasa,
Me consume tu deseo
Enceguezco en galanteo,
Pierdo el oremus y peco.

Mi hoguera no derrite tu hielo,
Se consume mi lengua en babas,
Todo mi cuerpo es sexo,
Todo tu cuerpo claustro
Y a las puertas de clausura me dejas.

Tirito de calentura, me mareo
Corro sin destino,
Hasta que el destino me detiene;
Y solo me queda entregar mi cuerpo,
Ponerlo en almoneda a un postor.
Me esclavice y me deshilache
Mientras me arranco estos ojos.
Ver mi traición me lacera
Prefiero ser ciego y dejarme llevar...
Recordar tu seda cálida y risueña,
Tus columnas de marmol serpentino,
Esos labios de coral de las Maldivas.

Alcanzo, al fin, mi infierno
Donde las llamas tienen mas caridad,
Los demonios me conocen,
Los vicios me reconocen y me adulan.
Relajo el gesto y me entrego,
La cruel memoria me crucifica,
Las lagrimas amargas lavan tu figura
Y otra figura me posee sin preguntar,
Sin juzgar,
Sin condenar,
Solo para gozar y hacer gozar;
Para mi llorar al recordar
Una imagen hieratica, severa
Que llora, pero no repara.

Quisiera morir para olvidar
Mi condena es recordar,
Y resignarme a cabalgar a lomos del engaño.
Vivi por ti
Y al morir sabré que a nadie ame más,
Que nada me ató
Me ató tu amor,
Hasta que me estranguló.